Saltar al contenido

Transporta tus plumas de manera segura

¿Vas a mover tus plumas base? Si tu intención es transportar tus plumas de forma segura, existen ciertos tips, para mantener tus plumas estilográficas, plumillas, esferografos o portaminas a salvo.

El transportador de plumas

Caja protege plumas

La primera protección indispensable es una caja con tapa de madera forrada de piel o cualquier material que no fricciones y amortigüe por dentro. La piel tiene un punto elástico amortiguador de pequeños impactos, además de evitar rozamientos innecesarios.

Funda de piel para guardar plumas

En caso de llevar una o pocas plumas contigo, te podría aconsejar, basándonos en nuestra experiencia personal, utilizar una funda de piel enrollable. Esta opción abarca poco espacio. La puedes llevar en una maleta, cartera de mano o simplemente en el bolsillo interno de tu chaqueta.

Estuche individual para estilográficas

De esta forma se asegura una transportación de las plumas, portaminas y bolígrafos adecuada. Todo esto, sin importar si has decidido transportarlas en un vehículo con mucho movimiento o en algo similar a un avión dentro de una maleta de viajes.

Estos tres modelos que he mencionado, podrán serte de utilidad en caso de viajes o salidas, transportarlas a un evento, exposición o meeting o incluso a la hora de realizar una mudanza.

Aspectos a tener en cuenta a la hora de transportar tus estilográficas

Tener bien apretadas y enroscadas todas las piezas de la herramienta de escritura para evitar movimientos debidos a vibraciones que puedan deteriorar cualquier pieza la pluma, boligrafo o portaminas.

En el caso de las plumas estilográficas, hay que intentar transportar las plumas sin tinta, así pues, la temperatura es uno de los factores que puede conllevar fugas, así como las vibraciones del transporte.

Llevar el porta plumas en un sitio sin espacio para moverse, ya que, por ejemplo en los coches, en cada curva, puede desplazarse la caja hasta frenar mediante impacto en cada curva.

No poner peso encima, cuanto menos a prueba pongamos la resistencia de la caja transporta plumas, mejor. Previniendo el riesgo, evitaremos la catástrofe que pudiera significar.

El estuche individual conlleva con el tanta seguridad como la el expositor para transportar plumas, con la diferencia de que este, únicamente aloja una única pluma, esferógrafo o portaminas.

En el caso de las fundas de piel, hay que asegurarse de mayor manera de cumplir los tips de transporte, ya que en ellas, pese a que se transportan de manera segura, cada acción recibida en comparación con la caja transportadora, multiplica los daños frente a esta.